CCMC Irene....*

Hakuna matata!!

La medicina física junto con terapias biológicas puede tener nuevas áreas a su alcance con posibilidades sorprendentes. Una de ellas es guiar por métodos físicos a partículas nanométricas que contienen los fármacos o las células madre hasta el lugar de una lesión. Y una vez allí, hacer, también por métodos físicos (como por ejemplo los ultrasonidos), que esas partículas los liberen. Dichas partículas entran en el paciente mediante un pinchazo en el brazo.

La investigación llevada a cabo por un equipo de científicos de la Universidad Keele, en Inglaterra, está probando en ratones una inyección de células madre que, una vez dentro del cuerpo, pueden ser manipuladas por imanes que las dirigen hacia las zonas dañadas para que desarrollen o reparen nuevos huesos y cartílagos.
La inyección será elaborada con las células madre del mismo paciente, tomadas de su médula ósea

Si los resultados son positivos, este tratamiento permitiría tratar una serie de enfermedades sin necesidad de recurrir a cirugías invasivas o fármacos demasiado poderosos pues ahora las células madre capaces de regenerar huesos y articulaciones enfermas pueden ser aisladas y se las puede hacer crecer fuera del cuerpo, pero lo difícil es colocarlas en el lugar del cuerpo exacto.

About this blog

Seguidores